El Blog de David Llada header image 1

Camino de Santiago

5 Comentarios

Santiago de Compostela, 25 de enero de 2006

14:20 horas. El vuelo FR8378 de Ryanair –operado por Futura- toma tierra plácidamente en Santiago de Compostela y deposita a los pasajeros sanos y salvos en su destino. Uno de ellos, que oculta su calvicie con una gorra y luce ojeras y barba de dos días, es el último en bajar del avión y, al hacerlo, hinca la rodilla en el suelo y besa la madre patria.

No es que me haya entrado un ataque de nacionalismo a estas alturas, ni mucho menos. Pero es que, aunque venga básicamente a trabajar, hay que ver el buen humor y las ganas de comedia con las que me he tomado esto de mi regreso a España. Estoy que de todo hago un chiste. A ver lo que me dura el entusiasmo.

Así que ya estamos en Santiago, y el famoso camino no se nos hizo ni tan largo ni tan duro como nos lo contaban. Nuestra peregrinación particular tomó exactamente el tiempo previsto -dos horas – y el único contratiempo fue que el personal de Ryanair, que autoriza un máximo de 25 kilos de equipaje por persona (15 facturados y 10 en cabina), mostró cierta incredulidad ante las intenciones de este pasajero de viajar con sus casi 70 kilos de pertenencias encima (40 kilos de libros, básicamente, ya habían sido aerotranstransportados en la escapa del fin de semana anterior).

¿Que cómo me las apañé para que Ryanair aceptara todo esto en la bodega de su avión sin hacerme pagar una sola libra de recargo? Pues resulta que hace unos años tenía un jefe que era un profesional del escaqueo, y que solía enviarme a lugares remotos cargando con equipaje pesado. Y cuando digo pesado, hablo de 90 kilos para arriba, que es lo que nos apañábamos para meter en un par de maletas Samsonite de las grandes. De él aprendí todas las triquiñuelas posibles para “compactar maletas” y saltarme a la torera las regulaciones de las compañías aéreas (a quien le interese que me pague un par de cubatas y le adoctrinaré en sus técnicas).

Para haceros una idea del volumen de la carga, observad la foto que precede estas líneas, teniendo en cuenta que el bulto más aparatoso es una bolsa militar sobre la que me siento, y que por tanto no se ve apenas. Tengo cara de estar diciendo aquello de “me encanta que los planes salgan bien”.

Categorías: amigos · españa · galicia · viajes

5 respuestas hasta el momento ↓

  • 1 oria // 28.Ene.2006 a las 8:52 pm

    Yo la técnica que conozco es ir a facturar con los kilos reglamentarios y después volver al coche a por el resto. El problema es que en Stansted en el control de seguridad a veces te hacen volver a facturación porque no te dejan embarcar con tanto bulto.

    Bueno, yo interesada estoy por conocer el secreto.

  • 2 PUCK73 // 29.Ene.2006 a las 6:49 pm

    no fastidies que todo eso que llevas pesa tanto ¿como lo consigues? desde luego si que dá el pego totalmente. bueno, bienvenido.saludos.

  • 3 Luiggi // 29.Ene.2006 a las 6:57 pm

    Me has dejado alucinao.
    ¿En serio que todo lo que se ve en la foto pasó como equipaje tuyo sin más..?

    Eres mi idolo.

    Venga, cuentanos como.

  • 4 Magenta // 31.Ene.2006 a las 7:25 pm

    Oiga, yo quiero saberlo!

  • 5 David Llada // 3.Feb.2006 a las 11:08 pm

    Se palpa que hay interés. ¿Pero dónde están esos cubatas? 😉

Deja tu comentario