El Blog de David Llada header image 1

Leaving on a jet plane

2 Comentarios

Londres, 12 de septiembre de 2005

Escuchar Leaving on a Jet Plane

Algunas veces, como si alguien le pusiera banda sonora a nuestra vida, algo hace que por arte de magia empiece a sonar a nuestro alrededor la canción indicada en el momento preciso. Y cuando digo la música apropiada, me refiero a la que está en sintonía con ese momento, no a la que nos gustaría escuchar por elección propia. Porque toda película tiene sus escenas alegres y sus escenas tristes, y la banda sonora está obligada a acompañar.

En el viaje de vuelta de Montreal me sentía apagado sin saber por qué: era una sensación extraña, como si algo no encajara. Zapeando por los canales de audio del avión, en mitad de la noche sobre algún punto del Atlántico, escuché Leaving on a Jet Plane. Y me dio donde más duele.

La canción va de un tema que conozco en profundidad: el de las despedidas frecuentes, tristes, y llenas de incertidumbres. Pero en esta ocasión (excepcionalmente), no era mi caso. Lo que me sacudió fue la certeza de que, por primera vez, no había una persona especial esperándome, ilusionada por mi regreso tras un viaje largo.

Esa fue la lección del día, que he estado digiriendo hasta hoy: existe algo mucho peor que una despedida incierta, y eso es la certeza de un no-reencuentro.

All my bags are packed, I’m ready to go
I’m standing here outside your door
I hate to wake you up to say goodbye

But the dawn is breaking, it’s early morn’
The taxi’s waiting, he’s blowing his horn
Already I’m so lonesome I could die

So kiss me and smile for me
Tell me that you’ll wait for me
Hold me like you’ll never let me go
’cause I’m leaving on a jet plane
I don’t know when I’ll be back again
Oh babe, I hate to go

There’s so many times I’ve let you down
So many times I’ve played around
But tell him that they don’t mean a thing

Every place I go I think of you
Every song I sing I’ll sing for you
When I come back, I’ll wear your wedding ring

Now the time has come to leave you
One more time, oh let me kiss you
And close your eyes and I’ll be on my way

Dream about the days to come
When I won’t have to leave alone
By the times that I won’t have to say

Categorías: musica · personal · usa · viajes

2 respuestas hasta el momento ↓

  • 1 Ivich // 13.Sep.2005 a las 9:05 am

    Oh, nene, me has tocado tu tambien el punto debil… Justo ayer estaba pensando en esto de “la musica que acompaña cada momento” (y yo no creo mucho en la casualidad 😉 porque es cierto que hay canciones que llegan JUSTO en el momento preciso. Pero no ha sido eso lo que mas me ha afectado, sino lo que dices de despedidas y re-encuentros… he vivido los momentos mas tristes de mi vida justo antes – o justo despues – de haber cogido un avion yo tambien… y eso cuesta de olvidar, sobretodo cuando se siguen cojiendo aviones todas las semanas… jop. 🙁 Ahora tienes que animarme el dia…

  • 2 V // 13.Sep.2005 a las 12:11 pm

    Que gran canción de John Denver! Y ciertamente triste, más aún en las condiciones que describes. Te deseo un reencuentro muy pronto =)

Deja tu comentario